Trastornos del Desarrollo Neurológico

TRASTORNOS DEL DESARROLLO NEUROLÓGICO.

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), la palabra “Trastorno” hace referencia a una “alteración leve de la salud”, dicho de otra manera, los trastornos del neurodesarrollo, son déficits o alteraciones en el continuum del desarrollo, es decir, inician en la primera infancia y se expresan en las distintas etapas del crecimiento; además, se caracterizan por la limitación en áreas especificas o globales de las personas; dichas limitaciones están vinculadas al sistema nervioso central (SNC) el cual se encarga de recibir, procesar, almacenar y responder a la información que llega tanto del exterior como del propio organismo.

Bajo la actualización número 5 de la clasificación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM, de la Asociación Americana de Psiquiatría, en mayo del 2015, los Trastornos del Desarrollo Neurológicos se clasifican de la siguiente manera:

  • Discapacidad intelectual.
  • Trastornos de la comunicación.
  • Trastorno del espectro del autismo.
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
  • Trastorno específico del aprendizaje.
  • Trastornos motores.

Discapacidad Intelectual.

Anteriormente denominada como retraso mental, actualmente la discapacidad intelectual inicia durante el periodo de desarrollo y se caracteriza por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual (razonamiento, resolución de problemas, planificación, pensamiento abstracto, juicio, aprendizaje académico y aprendizaje a través de la experiencia) y en la conducta adaptativa (comportamiento conceptual, social y práctico). La escala de gravedad abarca:

  • Leve.
  • Moderado.
  • Grave.
  • Profundo.

Dicha especificación de gravedad se hace en función del nivel adaptativo y no en función del coeficiente intelectual (CI), ya que es el nivel adaptativo, el que determina el nivel de apoyo requerido.

Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). 

Trastorno del neurodesarrollo, de aparición temprana (antes de los 3 años de edad) y que dura toda la vida; involucra la manera en cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y la manera en la que aprende, con diferentes intervenciones de acuerdo a las necesidades identificadas.

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). 

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad es una condición de origen neurobiológico con etiología multifactorial y de inicio en la infancia, que se caracteriza por la presencia de tres síntomas típicos:

  1. Déficit atencional.:
  2.  Impulsividad.
  3. Hiperactividad.

Trastorno Específico del Aprendizaje. 

El trastorno específico del aprendizaje, es una condición con etiología multimodal que se caracteriza por un rendimiento académico sustancialmente por debajo de lo esperado dadas la edad cronológica del sujeto. Interfiere, principalmente, en la capacidad del niño para adquirir y aplicar habilidades de:

  • Lectura: precisión de las palabras, velocidad o fluidez de la lectura, comprensión de la lectura. 
  • Escritura: corrección ortográfica  corrección gramatical y puntuación, claridad u organización de la expresión escrita.
  • Matemáticas: sentido de los números, memorización de operaciones aritméticas, cálculo correcto o fluido, razonamiento matemático.

Existen distintos niveles de gravedad:  leve, moderado y grave.

Referencias:
American Psychiatric Association ( 2013 ). Los trastornos del desarrollo Neurológico. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5 ª edición). doi:10.1176/appi.books.9780890425657.

Real Academia Española. (2001). Diccionario de la lengua española (22edición). Madrid, España: Autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *